Depósito de Agua
Arona Casco 38640 Arona (Tenerife)

El agua es fuente de vida y en Canarias es un recurso natural tan escaso y valioso, como indispensable para la vida y para la mayoría de las actividades económicas.
En la antigüedad, se fundaban las ciudades en las proximidades de los barrancos o en lugares con afluentes de agua suficientes que garantizasen el mínimo necesario para su desarrollo. En Canarias, ya desde los tiempos de la Conquista, las primeras fundaciones se hicieron próximas a nacientes naturales o donde su captación fuese fácil. Así en Tenerife funda, el Adelantado Fernández de Lugo, la primera ciudad de la isla justo en las inmediaciones de la laguna que existía en Aguere (actualmente el municipio de La Laguna).

No era este el caso del sur, donde las fuentes de agua eran escasas y generalmente de difícil de acceso, salvo en lugares puntuales como el río de Abona (hoy conocido como Barranco de El Río, que sirve de linde entre los municipios de Granadilla de Abona y Arico) o el río de Adeje (o Barranco del Infierno, en ese municipio)
Así las cosas, retener el poco de agua que podía conseguirse era fuente de ingenio y trabajo. Los aljibes de las casas, e incluso los públicos, juntos con los depósitos de agua formaban parte de la infraestructura hídrica del paisaje insular.

Este depósito que observamos, construido de piedra y enfoscado con mortero de cal en el exterior, llama la atención fundamentalmente por la forma de cono de su cubierta. Tiene una sola ventana y es alimentada por todo un entramado de canalizaciones que trae ese líquido de vida desde su manantial de origen, hasta aquí. Su existencia dio alivio a la población aronera hasta 1955, momento en el cual las Galerías del Milagro comenzaron a hacer brotar el agua con mayor continuidad.

La Isla cuenta hoy con más de mil galerías perforadas, cuya extensión supera los 1.700 kilómetros. A ello hay que añadir unos 500 pozos, con 120 metros de profundidad cada uno por término medio. Más del 90% del agua que se consume procede de estos depósitos naturales, el resto proviene de la desalación o depurado.

Plats: